Era una época en la cual todo resplandecía. Madrid ya no era suficiente y todos queríamos más… Comprar más casas, más acciones, más negocios y expandirnos por el mundo. Ahí estaba yo, a unos meses de abrir nuestro restaurante en Miami organizando el gran evento de la inauguración … Thai Garden Miami… Guauuuuu.

Comiendo en una mesa discreta, redonda y con vistas a los jardines interiores de Jorge Juan, la manzana de Oro, estaba Marina* (recuerden que * significa nombre ficticio para no herir sensibilidades) con uno de sus clientes que vivía en Miami. Como sentía cierta tensión y desacuerdo, me acerqué a la mesa para animar la negociación (forma parte de mi trabajo , entretener!) contando mis historias y desde luego, como se trataba de un hombre muy atractivo e interesante…. Di lo mejor de mi actuación. Cuando todo parecía mas lúdico y relajado llegó el momento de retirarme, pero como la idea de participar en esa inauguración llamó toda la atención de ese hombre, escribió sus datos personales en un papel que dobló y ligeramente deslizó sobre la mesa para entregármelo en mano mientras decía, “será un placer asistir a tu apertura”.  Marina precipitó su mano sobre el papel y asintió “¿No creéis que lo lógico sería que fuese su representante quien lleve este asunto?”  Sorprendido y con una gran sonrisa le contesté “por mi encantado que seas tú quien lleve la agenda de mis hombres”. Evidentemente , Marina se dio cuenta de que yo no me había enterado de quien era “El Hombre”. Él volvió a coger el papel y me lo entregó directamente en mi mano con una sonrisa y muy seguro de sí mismo.  “Gracias” respondí mientras abría el papel donde estaba su nombre y su número de teléfono. Lenny Kravitz…… Me sentí ridículo y con el papel en mi mano le hice un gesto que sólo harían los súper amigos antes de partir, “Guay tío ¡Seguro que te llamo cuando tengamos la fecha de apertura…” (aún mas ridículo por mi parte).

 Lenny, te admiro como artista y como hombre… ¡eres guapísimo!

 Marina, disculpa mi impertinencia y si lees esto, seguro que te saco una sonrisa. 

One thought on “Miami & Lenny”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *