Fiesta de fin de rodaje y qué mejor lugar que Thaï Garden para celebrarlo… Toda la última planta del restaurante de Paseo de la Habana reservada para ello y muchas sorpresas que no imaginábamos.

Esther García, (aprovecho la ocasión para felicitarte una vez mas por tu merecidísimo Goya), siempre entusiasmada con mis proyectos y aventuras desde los comienzos. Me propusiste organizar la fiesta, sólo para el equipo, la producción y algún amigo …. Que, por cierto, ya sabemos que son muuuuuuchos… Y yo, desde el primer momento, encantadísimo con la idea. Sólo te pedí que no se convirtiera en un evento escandaloso (qué ingenuo por mi parte y por la tuya, sabiendo perfectamente que toda producción de El Deseo significa escándalo y provocación. Siempre la clave del éxito). Mi miedo por aquel entonces residía en que nos encontrábamos inmersos en “pequeños litigios acústicos” con el ayuntamiento y no nos podíamos permitir ninguna denuncia.

¡Y llegó por fin la noche de la fiesta! … Cuando todos los preparativos estaban en marcha aparece Juan Flan, magnífico DJ y amigo de la casa, de las fiestas y de todos los allí presentes. Sorprendido y preocupado a partes iguales al ver todo el equipo de sonido que estaba montando le advierto con tono firme y serio, “¿No se te ocurrirá poner musicón?”… El “¡Nooooo!” que respondió Juan titubeando hizo que me subiera el azúcar, como suele decir Pedro (Almodóvar) en sus guiones.

CONTINUARÁ…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *